Enfermedades y cuidados del Paladar

Publicado por Adela Garcia · Categoría Medicina / Salud · 10/08/2017 03:39 · 4 Visualizaciones

El paladar es una de las zonas de la boca a la que menos atención se suele prestar pero también requiere cuidados, a parte de la higiene necesaria su observación es importante para la detección rápida de lesiones que puedan  derivar en ciertas enfermedades, algunas de ellas muy graves. Athenadental te ofrece los instrumento dental a un precio barato y de un buen calidad, tales como micromotor dental, Autoclaves Dentales, Lámparas Quirúrgicas.

La mayoría de las lesiones en el paladar no revisten gravedad y se suelen presentar a consecuencia de irritaciones o quemaduras derivadas de algunos alimentos, como alimentos o bebidas picantes o muy calientes. Las enfermedades más comunes que pueden afectar al paladar son:

Las aftas, son las más comunes, son inflamaciones de la mucosa bucal muy dolorosas, que son perfectamente detectables ya que son de color blanquecino y redondas, muchas de ellas de aparición desconocida. Te interesa Turbina con luz.

 La candidiasis es una infección por hongos de la mucosa. Aparecen normalmente por una alteración del sistema inmunológico o en pacientes tratados con antibióticos. Por lo que conviene hacerse también una revisión médica.

La leucoplasia y lesiones precancerosas. Aparecen también como otra alteración de la mucosa de color blanco. Debe revisarse de forma inmediata, ya que es muy peligrosa y puede derivar en tumores.

Como hemos dicho, no existen unos cuidados específicos para el paladar pero para evitar los problemas que acabamos de citar será muy importante seguir los siguientes consejos:

El primero y principal es llevar una correcta limpieza bucal que evite infecciones o inflamaciones. Nos ayudará usar el enjuague bucal una o dos veces al día a parte de los tres cepillados después de las principales comidas.

También es clave cuidar la alimentación. El hecho de comer sano mantiene nuestras defensas activadas y esto nos permite evitar la aparición de enfermedades o combatirlas de manera más eficaz una vez se hayan reproducido. También debemos vigilar la temperatura en la que tomamos los alimentos y en especial las bebidas. La injerencia de una sustancia demasiado caliente o fría, puede ser negativa para nuestro paladar y nos puede provocar incomodidades e incluso dolores.

Por último, no debemos olvidar realizar las revisiones rutinarias en el dentista. Visitar nuestro odontólogo de Propdental cada 8 o 10 meses nos ayudará a prevenir todo tipo de enfermedades bucales. Además, no tenemos que dudar ponernos en contacto con él cuando detectamos cualquier anomalía en nuestra boca. Más vale prevenir que curar.

El anterior.

0 comentarios