Adela Garcia

El mejor tratamiento dental es la prevención

Publicado por Adela Garcia · Categoría Medicina / Salud · 03/08/2017 04:16 · 2 Visualizaciones

Es muy importante tratar las caries de leche en cuanto aparezcan, pero sin duda ¡prevenir es mejor que curar! Sigue estos consejos y ayuda a tu hijo a disfrutar de una sonrisa sana, feliz y libre de caries:

1. Puedes empezar a cuidar los dientes de tu bebé incluso antes de que empiecen a salir. Para ello, limpia sus encías una vez al día con un dedal de silicona o una gasa humedecida en agua. Athenadental te ofrece los instrumento dental a un precio barato y de un buen calidad, tales como micromotor dental, Autoclaves Dentales, Lámparas Quirúrgicas.

2. A partir de los 6 meses, cuando aparecen los primeros dientes, puedes seguir utilizando un dedal de silicona o cepillo de dientes infantil, repitiendo esta rutina dos veces al día.

3. No añadas nunca azúcar a la leche del biberón, ni mojes su chupete en miel u otros dulces. A partir de la aparición del primer diente de leche,  es recomendable dejar de darle el biberón.

4. Después de la aparición de los primeros molares (en torno a los 18 meses), ya puedes empezar a cepillarle los dientes. Una buena rutina de higiene es la mejor defensa contra las caries. Te interesa lámparas de Fotocurado inalámbricas.

5. Hay que lavarse los dientes después de cada comida, pero el cepillado más importante es el de antes de acostarse.

6. Llevar una dieta sana, rica en fibra y frutas, evitando alimentos y bebidas con azúcar.

7. Limitaremos la ingesta de “chuches” a un día a la semana. Dejarlo para ocasiones especiales, como los cumples de los compañeras.

8. Visitar al dentista u odontopediatra cada 6 meses, para detectar y controlar problemas bucales.

9. Cuando salen las muelas de los 6 años, en la mayoría de los casos, es aconsejable “sellarlas”. Es un tratamiento preventivo que consiste en tapar las fosas y fisuras de los molares. Así evitamos que sean retentivas y se produzca la caries.

10. El flúor también ayuda a remineralizar el esmalte y hacerlo más resistente frente a la caries. Puede ser en enjuague o en aplicaciones tópicas que le pondrá tu dentista de confianza.

El anterior.